Mirar al sol para sanar. En que consiste y como se practica?
En nuestra cultura nos han enseñado a temer al Sol y a escondernos de él, cuando en realidad toda nuestra vida depende del Sol. Él es nuestro gran benefactor; equilibra la naturaleza y la ecología. Siempre está ahí. Nos ofrece, gratis y por siempre, vida y salud. Sin necesidad de hacerse dependiente de ningún gurú o maestro, el Sol directamente le nutrirá y le dará cuanto necesite.